0 items en el carrito
  • No hay productos en el carrito.

Revisión de reguladores de buceo

revision_de_reguladores

Ya sabes que todos los fabricantes de reguladores recomiendan que se revisen por lo menos una vez año.

Disponemos de un taller especializado en revisión de reguladores, estamos certificados por las más conocidas marcas de buceo.

En una inspección rutinaria, al llegar un regulador a nuestro taller, lo primero que hacemos es comprobar la presión de trabajo de la primera etapa. Vemos que la presión es la correcta, (entre 8 y 10 bar según fabricante y modelo).

Luego, comprobamos la presión de salida de la segunda etapa.

Comprobamos fugas y estanqueidades.

En caso de revisión bianual o regulador en mal estado, recomendamos al cliente cambiar todo el kit de mantenimiento del regulador. Tanto de primeras etapas como de segundas.

Al hacer el cambio de kit de mantenimiento, siempre “destripamos” completamente el regulador y lo metemos en la MÁQUINA DE ULTRASONIDOS para eliminar completamente los restos de suciedad, salitre y calcificaciones, aplicando en la máquina de ultrasonidos intensidad y tiempo establecidos según protocolo, para eliminar la suciedad y no arrancar el cromado del regulador.

Una vez limpio y desinfectado, se procede al montaje, ajuste y comprobación.

Siempre hacemos unas fotos para enviar al cliente por whatsApp de antes, durante y después de la reparación.

Colocamos en el latiguillo de la segunda etapa un testigo con la fecha de revisión.

Los precios de la revisión varían en función de la marca y modelo, pero sueles estar en una media de 30 € más kit (el kit puede costar entre 6 y 20 €).


Artículos blog